El Bitcoin y la burbuja matrioshka

El Bitcoin, la moneda de referencia de las criptomonedas, aquellos activos digitales basados en tecnología blockchain y que en los últimos años se han convertido en una vía de inversión y especulación alternativa, acumulan casi por igual a defensores y detractores o como se diría en la jerga, a hodlers y fomos.

Y es que a unos y otros no les falta razón, por tanto tampoco les sobra, porque si hay algo que es cierto es la volatilidad que todas las criptomonedas han experimentado, que se ha hecho más pública sobre la moneda insignia, el Bitcoin, augurando unos grandes subidas y otros grandes bajadas al más puro estilo de una burbuja financiera.

Podría ser este modelo de comportamiento algo diferente, tal vez, una burbuja matrioshka.

Qué es una burbuja financiera.

Supongamos que tenemos un activo que tiene un valor de fabricación de una unidad, que vendemos por dos unidades y que de repente, por una moda, por suerte, por influencias externas, por lo que sea, su precio de venta comienza a elevarse, doblándose, multiplicándose, casi exponencialmente llegando, en nuestro ejemplo a venderse por 8.000 unidades.

Quien podría en su sano juicio entregar 8.000 unidades monetarias por algo cuya fabricación es de solo una y cuyo precio de venta, pensemos que hace un año, era de dos… pues… muchos humanos.

Veamos algunos ejemplos:

La tulipomanía.

Así se denomina a la fiebre que en los Países Bajos en el siglo XVII se adueñó de los compradores de tulipanes, un artículo cuyo valor ascendió a los cielos y de allí hasta el suelo.

tulipomania

Como podréis observar, el valor se mantiene más o menos constante, hasta que comienza a escalar posiciones de una manera acentuada durante el año 36, cuando se produce la explosión y en muy poco tiempo, el pinchazo.

La compañía del Mississippi.

Este es otro buen ejemplo, donde el valor de las participaciones de unas ciénagas en los actuales Estados Unidos, durante el siglo XVIII, catapultaron las acciones desde 500 libras tornesas hata 10.000 y ya os podéis imaginar cómo acabó.

la compañía del mississippi

Aquí tenéis un gráfico evolutivo cortesía de Francois Velde.

Terra y la bolsa española.

No hay que irse muy atrás en el tiempo ni muy lejos al buscar en otros países lo que hemos tenido en el nuestro, porque Terra, es otro ejemplo del estallido de una tecnológica.

burbuja financiera en la bolsa española

Estos son solo algunos ejemplos de burbujas que explotan y no vuelven a resurgir, que desde mi punto de vista, deberían de ser las únicas que deberían gozar de la denominación de burbuja financiera.

Yo alejaría de la definición a otras que en el largo o medio plazo puedan recuperarse, aunque por norma general se le llama burbuja a cualquier incremento de valor que no tenga una razón fundamental (datos reales) y que corra el riesgo de estrellarse desde los máximos.

La conclusión que se puede obtener es que las burbujas existen y debido al comportamiento de «rebaño» del ser humano, van a seguir surgiendo y explotando.

Una burbuja financiera diferente.

Volviendo al Bitcoin y las otras criptomonedas, las altcoins, qué ocurriría si el comportamiento psicológico de los actores de mercado, la configuración de los activos o cualquier otra variable, llevase a que no hubiera una burbuja propiamente dicha, si no burbujas dentro de burbujas, como si de una muñeca matrioshka se tratase, ya sabéis, esas muñecas rusas que se guardan una dentro de otra.

Según mi baremo previo, no sería una burbuja financiera propiamente dicha ya que el activo no desaparece o no queda relegado a un valor prácticamente nulo si no que la elevación irracional del precio y el descenso consiguiente forma parte del comportamiento natural del activo.

Por tanto, para el observador externo, el activo sube y explota, pero para otros, el activo sube, corrige y vuelve a subir.

¿Es esto algo casual o forma parte del propio subyacente?.

El halving del Bitcoin.

El halving es el sistema que permite a las criptomonedas el control de la inflación, reduciendo cada cierto tiempo el número de unidades generadas y de esta manera controlando la masa monetaria en circulación.

Ya ha habido dos halving en el pasado, en el año 12 y en el 16, que produjeron sendos incrementos en la cotización, apoyado por supuesto en la premisa que una menor cantidad de un activo provocará un incremento de los precios… oferta y demanda en estado puro.

¿Cuándo será el proximo halving de Bitcoin?.

No se puede calcular al milimetro pero las estimaciones apuntan a que el próximo halving será en Mayo de 2020, a día de hoy se barajan cifras entre el día 7 y el 13.

¿Afectará el halving al resto de criptomonedas?.

Las cotizaciones de las criptos se fijan en relación al activo de referencia, que es el Bitcoin, con lo que se supone que una reacción positiva en el precio del Bitcoin arrastraría a las altcoins, que son el resto de criptomonedas, aunque también es cierto que ha habido momentos en que ascensos del Bitcoin no han tenido efecto en el resto de monedas.

¿Es seguro que el halving pueda provocar un efecto positivo en la cotización del Bitcoin?.

No, no hay nada escrito sobre el comportamiento especulativo y que haya sucedido en situaciones similares en el pasado no implica que ocurra ahora, es más, algunas voces dentro del sector consideran que este halving no tendrá efectos sobre el precio.

La burbuja matrioshka, ¿hasta cuándo?.

Todo tiene un límite, un final, llegado un momento, la muñeca matrioshka más pequeña es la última y cualquier evento puede hacer que el proceso circular de expansión y contracción se interrumpa… ¿qué se puede aprender de ello antes del inevitable fin?.

Las burbujas, los altibajos, las gráficas con dientes de sierra forman parte de lo común y no lo de lo excepcional porque la mente del humano está programada para que este tipo de situaciones se acaben repitiendo y este patrón no solo se puede identificar en el mundo financiero si no en otros sectores e incluso en las conductas de los individuos.

Otra cosa es el supuesto de tener un comportamiento que siendo de gran impacto como el de perder una cuantiosa suma de dinero o la ruina, se replique de manera casi automatizada, para repetir ese climax una y otra vez con la esperanza de formar parte de la cresta de la ola y no del suelo.

Supongo que dice mucho de nosotros como humanos y lo compararía con alguien enamoradizo que se ilusiona y decepciona con extrema facilidad, sucediendo una y otra vez siempre con los mismos resultados de euforia y depresión.

Puede que estos mercados nos hagan pensar en una dicotomía bipolar en el comportamiento de grupo ante las oportunidades.

Al final, todo esto es solo texto… y lo más importante para ti es si eres un «creyente» de las criptomonedas y las tienes en cartera, queda poco para el halving, ¿qué vas a hacer?.

¿Te ha gustado?… sígueme en twitter.