La Internet paralela

Hubo una vez en que no había Internet, pero sí había redes independientes, ahora tenemos una gran red pero fragmentada.

Un poco de historia, las BBS.

Hace un tiempo te conectabas a las BBS o Bulletin Boad System, una red que se encontraba en un servidor aislado, donde tenías un cierto número de funcionalidades como un correo electrónico que solo servía para comunicación entre los usuarios de esa BBS, un foro, así como intercambio de archivos, en definitiva, una pequeña comunidad.

Las BBS tenían algo maravilloso que era la ilusión, el poder conectarse a una red desde tu propio ordenador era un sueño hecho realidad para los que pensaban en un mundo más y más conectado, pero eliminando el romanticismo de la ecuación, hay que reconocer que era un sistema incómodo y a veces poco intuitivo porque los entornos eran de texto, muy limitados, te conectabas con un modem a través de la línea telefónica y no siempre funcionaba o no había conexiones abiertas suficientes, con lo que quedabas en cola, por tanto, un mundo muy diferente de los emails de hoy en día, los vídeos de youtube y todo un mundo que ha evolucionado en estas décadas.

Pero puede que lo peor de todo es que, al margen del tamaño de la BBS y su pertenencia a grupos más grandes, al final era una red aislada, ahí está el verdadero poder y valor de Internet, la interconexión entre sistemas.

Otro poco de historia, internet.

Internet tiene una larga historia de desarrollo pero al margen de todo el esfuerzo desempeñado en investigación y el hardware dispuesto desde la época de Arpanet, creo yo que el aspecto más relevante es la web, la World Wide Web, que tuvo a través del protocolo HTTP la primera comunicación entre un cliente (un puesto) y un servidor (ordenador que gestiona) en el año 1990 de la mano de su visionario creador, Tim Berners-Lee.

Y en mi modesta opinión, creo que este fue uno de los hechos más relevantes porque al igual que el creador de la vacuna de la polio, Jonas Salk se negó a patentar su vacuna, Tim Berners-Lee dejó abierto su protocolo y el lenguaje HTML, en ambos casos, para que fuera de uso libre y llegara a todo el mundo.

El espiritu de la Red.

La red de redes había nacido y lo mejor que tenía era que nos interconectaba, tanto a humanos entre si, como a maquinas entre si, si enviabas un email sabías que llegaba a su destinatario porque estaba conectado a la misma red, si accedías a una página web, un foro o publicabas un archivo para su descarga no tenías que preocuparte por si estabas en el mismo grupo de nodos… todo estaba por primera vez conectado y era maravilloso.

Sin importar si accedías desde un dispositivo de escritorio o un móvil, si eras tú o un IoT el que estaba conectado, tampoco era un problema si había diferentes y cada vez más lenguajes de programación, plataformas o tecnologías, todas partían del mismo árbol y todas hablaban entre si.

Hasta que llegó la fragmentación.

Qué significa la fragmentación en informática.

Se denomina fragmentación a la existencia, controlada o no, de diferentes formatos sobre un sistema. Un ejemplo claro lo tenemos en Android.

La fragmentación del sistema Android se origina casi en el primer momento de su expansión, Google quería que su sistema funcionase y permitió que los fabricantes incluyeran capas de personalización en sus dispositivos, así como diferentes formatos de resolución de pantalla. En unos años Android se había expandido pero había problemas de compatibilidad por el problema de las pantallas y la experiencia se había alejado de lo que Google había concebido en un primer momento debido a los entornos creados por los vendedores.

Un sistema fragmentado no es intrínsecamente pernicioso, pero se aleja de lo concebido en un primer momento, en cierto modo, es fruto de un desorden o de una falta de guía en los parámetros a seguir, lo que no es bueno.

Las redes sociales y el comienzo del aislamiento.

A nivel social las llamadas «redes sociales» pueden habernos hecho más sociales, tal vez más comunicativos (que lo dudo), pero desde el punto de vista a un nivel tecnológico, han provocado una fragmentación en el formato de la unión de redes.

Es muy sencillo de explicar con un ejemplo, si envías un email a un cliente desde tu programa de correo electrónico, sabes a ciencia cierta que tu contacto lo va a recibir. Si además, le das a tu cliente tu página web, sabes con total seguridad que va a poder visitarla, como decía antes, es algo maravilloso.

Pero, si tu cliente te dice que le contactes por Facebook, por la razón que sea, tendrás que tener una cuenta en Facebook para poder enviarle tus precios, porque no hay manera de hacerle llegar un correo.

Sé que este es un ejemplo de reducción al absurdo porque hoy en día todo el mundo tiene Facebook y tiene email pero si se lleva realmente al extremo puede que no sea tan mal ejemplo porque hay quien no tiene página web y solo tiene página en Facebook, hay quien no utiliza el email que pueda tener en Gmail y prácticamente solo se comunica por Whatsapp o también tenemos a quién no ha siquiera comprado un dominio para su actividad y lo lleva todo a través de Twitter porque considera que las webs son solo para temas corporativos.

En conclusión, tenemos una fractura mucho mayor de lo que se piensa en términos de comunicación global cuando enfocamos adecuadamente a las «otras Internets», redes dentro de redes con sus propios sistemas de comunicación, intercambio de archivos, foros y mensajería… ¿no te recuerda eso a las BBS?.

Como notas anecdóticas dejo un algunas referencias sobre esta situación que no son de ahora.

La polémica de los nombres de dominio de Berners-Lee.

Cuando se iniciaron las negociaciones para añadir los sufijos de dominio .mobi, el propio Tim se opuso, por el hecho de separar la navegación móvil de la de los equipos de mesa. Para él, sus protocolos eran un formato de comunición universal y estandarizado, algo que une, no que fragmenta.

WUPHF.

En la serie de ficción The Office, ya por el 2010, que puede parece muy atrás pero recordemos que Facebook es de 2004, uno de los personajes se quejaba que según el tipo de mensaje que le enviara (según el servicio) no localizaba a su novio, por eso habían creado WUPHF, que enviaba mensajes a Facebook, Twitter, email, SMS, fax y todo lo posible a la vez.

Siendo la motivación para un episodio de una serie cómica, WUPHF representa un sentimiento que ya existía por aquel entonces, en el que se percibía que los diferentes servicios habían separado o compartimentado la comunicación.

La indexación en los buscadores.

Los buscadores no siempre indexan o han indexado los contenidos de las redes en sus bases de datos, así que cuando publicas un tweet, Google puede indexarlo o no según las políticas que se apliquen en ese momento, porque dependerá del propio buscador el hacerlo o no según los acuerdos a los que haya llegado.

Existen razones estratégicas, de acuerdos entre empresas y a nivel de competencia que hacen que los buscadores puedan o quieran acercar a esas redes externas hacia la web primigenia, porque desde el punto de vista de la navegación de contenidos, si no estás en el buscador, simplemente no existes.

Campañas publicitarias en las redes.

Si todo esto que te he contado no tiene demasiado impacto en el mundo real, más allá de encoger el valor de unos protocolos de comunicación, sí que existe un sector en el que ha habido una gran impacto, el de la publicidad.

La fragmentación ha llevado a que las agencias de publicidad tengan que ofrecer campañas a nivel de posicionamiento SEO y pago por click en buscadores, realizando una acción paralela en cada una de las redes paralelas, porque su audiencia no va a ser la misma, los formatos no serán iguales y los contenidos que los community managers crean serán específicos para la red de turno, sin tener en mente el buscador.

Conclusiones y autocrítica.

Alguien podría decir que lo que expongo es lo mismo que tener diferentes medios, que la televisión, la radio y la prensa llevan caminos paralelos y que están separados, tanto a nivel comunicativo como publicitario… y tendría razón.

Pero no es de eso de lo que estoy hablando, porque esos tres medios, siempre han sido tres medios diferentes e independientes, pero Internet, como nuevo medio ya disponía de un sistema y de la tecnología para evitar esa segmentación, para que fuera universal y además pudiera tener toda la información dentro, indexada y compartida, no separada.

Creo que Internet debería haber continuado siendo el nexo de unión de esa comunicación, un nodo de información compartida y transparente, donde como en WUPHF, cuando envías un email no has de pensar si contactarle por uno u otro medio o que alguien pregunte cómo hacer una página web y que resulte que lo que tiene en mente es tener una página en Facebook.

Recuerdo con cariño aquel tiempo de las BBS y los modem con sus sonidos caprichosos, pero no volvería a ellos de la misma manera que no publicaría esta entrada de mi blog en una red separada.

¿Te ha gustado?… sígueme en twitter.