Lambos en la Luna para el día del halving

Solo los conocedores de las criptos le verán sentido al título, pero puede que sea importante para todos el saber qué ocurre en el día de hoy, 12 de Mayo de 2020.

El halving del Bitcoin.

El halving es uno de los hitos preprogramados en el código genético de la criptomoneda descentralizada Bitcoin, pensado para regular la masa monetaria en circulación y así ejercer una presión sobre los movimientos inflacionarios.

Cuando un minero o una agrupación de mineros solucionan un bloque de transacción, reciben una recompensa por su trabajo, en el día de hoy, esa recompensa se reduce a la mitad.

Teniendo en cuenta que el suministro de Bitcoins es limitado, un fenómeno como el halving, que ocurre más o menos cada 4 años, se convierte en un evento de proporciones mundiales al que todos los creyentes de las criptomonedas miran con atención.

Qué esperar en el precio del Bitcoin tras el halving.

Según las series históricas el halving a provocado un considerable incremento del precio del activo en los siguientes 12 a 18 meses pero nada asegura que eso vaya a suceder en este porque existen varios elementos exógenos.

Pandemia de coronavirus.

El halving del Bitcoin iba a producirse en calma, como algo muy esperado y sin interferencias externas, no se esperaban acciones políticas, ni económicas y la llegada de alienígenas también se había descartado, pero nadie se esperaba el Covid.

La aparición del contagio masivo llevó a que el oro ganase (aún más) peso como valor refugio ante otros como el Bitcoin, cuya función no se encuentra del todo clara.

Esto implica que parte de los flujos de capital que podrían haberse dirigido a comprar Bitcoins se desviaron hacia activos más estables.

El mercado de las criptos ha cambiado.

Este halving no es como otros, se han incrementado el número de actores en el mercado, desde inversores de diferentes tipos, a los exchanges o casas de negociación así como la transparencia del mercado.

Es precisamente por este mayor peso de los exchanges sobre las transacciones de los mineros que pueden producirse pull backs o retrocesos en la cotización del Bitcoin, provocando reacciones en los sistemas automáticos de stop (ventas automáticas de posiciones que bajan).

La reputación del Bitcoin.

El Bitcoin ha fallado al demostrar ser un valor refugio, un valor estable y un medio de pago, su viabilidad ahora que ya es un activo «maduro» se encuentra en entredicho.

Queda la duda de si este tipo de activos son únicamente para «believers» o creyentes de las criptos o simplemente para especular.

Soñando con la Luna y el FOMO del Bitcoin.

No son pocos los que aseguran que el precio del Bitcoin puede llegar hasta la Luna, rebasando los 20.000 dólares y alcanzando cifras estratosféricas de un cuarto de millón y hasta un millón de dólares.

Esos precios objetivos hacen soñar a los inversores con el icónico sueño de las criptomonedas, el poder comprar un superdeportivo Lamborghini o como se conoce en el mundillo, un «Lambo», que ha sido una realidad para los que adoptaron al Bitcoin en un primer momento, pero… ¿y ahora?.

Ahora solo queda el FOMO, acronimo de «fear of missing out» o miedo a perderse algo, en este caso la subida o mejor dicho, el «subidón» que algunos aseguran que se va a producir.

Voy a explicar dos posibles efectos a futuro, uno negativo para el Bitcoin y otro positivo.

El negativo: un mundo con economía recentralizada.

Llamar dinero electrónico a un pago por tarjeta o una compra online que, en última instancia, acaba siendo procesado contra el dinero que tienes en la cuenta, desde mi punto de vista no tiene nada de dinero electrónico, si no, de medio de pago electrónico, que son dos cosas muy diferentes.

El dinero que tienes en el bolsillo es llamado dinero fiat o fiduciario, porque está respaldado por una confianza en un estado, así, unas divisas tienen un valor elevado como el dólar estadounidense y otras como el bolivar venezonlano en comparación se negocian a un valor menor.

Cuando te entregan un billete de 10 euros, tu riqueza no se ha incrementado en 10 euros si no que has adquirido una garantía por valor de 10 euros respaldada por la Unión Europea.

Las criptomonedas no disponen de ese respaldo, han de desmostrar su valor a través de la adopción de personas que las usen y de su posible utilidad.

Otra diferencia es que el dinero fiat está centralizado, en un banco central como en Europa o en un grupo de bancos como la Fed americana, mientras que las criptos se encuentran descentralizadas.

Por tanto, pagar con tarjeta no es pagar con dinero electrónico, si no pagar con dinero fiat a través de un medio electrónico. Pagar con dinero electrónico sería pagar con Bitcoins.

Es por eso que varios estados valoran y están llevando a cabo planes para crear sus propias monedas basadas en tecnología blockchain pero a la vez, reteniendo la centralización (el poder) y el respaldo que sus países y organizaciones ofrecen.

Si estos planes llegan a florecer y a implantarse, significaría que el dinero físico desaparecería y que existirían dos tipos de dinero electrónico, que no ya virtual, uno centralizado fiat y otro descentralizado, los dos funcionando de manera paralela y con un claro ganador… el apoyado por los estados.

El positivo: ¿y si realmente el Bitcoin alcanza el millón de dólares?.

Puede que al final, al margen de futuros escenarios lo que más importa sea lo que ocurra en el corto plazo, qué significaría para la sociedad que el BTC subiera tanto.

Tendríamos ante nosotros un escenario muy preocupante, donde existirían dos grupos, los que tienen Bitcoins y los que no, donde unos han visto su riqueza incrementada de manera exponencial y otros han quedado descolgados.

Ya ha habido otros halvings y ha habido otras grandes subidas pero nunca el fenómeno del FOMO ha estado tan popularizado, mucha gente tiene Bitcoins o céntimos de Bitcoins y si no, otro tipo de altcoins como Ethereum.

Si llega a subir, si alcanza a subir tantísimo, se producirá una brecha social, imaginemos que le toca la lotería a una gran cantidad de personas en el mismo año.

No sé que implicaciones pueda tener algo así pero adivino que cualquier desequilibrio siempre trae efectos que por definición son inesperados y que en estos tiempos tan revueltos nos acerquen más y más a un mundo incierto y desdibujado.

En definitiva… hoy es el día del halving, ¿vas a celebrarlo?.

Consideraciones del autor sobre BTC.

Por supuesto, este artículo no se puede entender como una predicción o una propuesta de compra de Bitcoins, es más, en momentos previos al halving históricamente, la cotización ha caído como ha ocurrido hace unos días y en este halving varios análisis apuntan a una bajada considerable de precio en un corto plazo. Si estás considerando comprar BTC te recomiendo que te informes bien y nunca utilices el dinero que necesitas.

¿Te ha gustado?… sígueme en twitter.